Vista aérea de Plasencia.jpg
Vista aérea de Plasencia. Foto cedida por Naturextremadura y ObjetivoVerde (c)

Esta wiki dedicada a la “Historia de Plasencia” es un relato minucioso de toda la historia de esta ciudad que ha sido elaborado con la colaboración de muchas personalidades muy relevantes bien conocedoras de cada uno de los periodos históricos considerados.
Editor: Feliciano Robles Blanco
Edad Antigua
Entrada a la puerta de la cueva Boquique.JPG
Cueva de Boquique. Foto: Inés Rodríguez

En la cueva de Boquique, se han encontrado vestigios de haber estado habitada en etapas prehistóricas. Por su situación en la Vía de la Plata, fue punto de paso importante que comunicaba las montañas del Sistema Central, con el Valle del Jerte, fue frecuentada y habitada por diversos pueblos prerromanos como los celtas, vetones y vacceos. Durante el imperio Romano existió un campamento militar de las legiones romanas, ligado a la Vía de la Plata.
Edad Media. Fundación de la ciudad de Plasencia
Estatuadealfonsoviii.jpg
Estatua de Alfonso VIII Foto: F.Robles
Durante el período musulmán, se cree que existió una alcazaba en el lugar en el que hoy se encuentra la ciudad.La zona donde se ubica la ciudad fue conquistada en 1186 por Alfonso VIII de Castilla, que fundó la ciudad cristiana de Plasencia, con el lema «Ut placeat Deo et Hominibus», que significa ‘Para que agrade a Dios y a los hombres’. En ese mismo año se inició la construcción de la muralla de Plasencia.La ciudad ciudad se estructuró alrededor de la Plaza Mayor, de la cual partieron calles que la comunicaban con las puertas de la ciudad. Los vendedores y artesanos se agruparon por ramos de actividad, cada una ocupando una calle o parte de ellas.En 1195, como consecuencia de la Batalla de Alarcos, Plasencia fue reconquistada por los almohades. La ciudad volvió a ser reconquistada por Alfonso VIII dos años después. Para asegurar la defensa, el rey ordenó que se completasen las murallas, lo cual se concluiría en 1201. La muralla tenía setenta torreones semicirculares, cuatro torres defensivas, siete puertas principales y dos postigos o puertas menores.En 1188 el papa Clemente III creó la diócesis de Plasencia. La diócesis tenía jurisdicción sobre Béjar, Medellín y Trujillo. Por iniciativa del obispo y cardenal Juan Carvajal, la diócesis creó en 1446 unos Estudios de Humanidades, que constituyeron la primera escuela de ámbito universitario de Extremadura.
Durante la Baja Edad Media la ciudad vivió un período floreciente en el que el concejo y los nobles laicos y religiosos promovieron diversas construcciones. Datan de esta época varios conventos, iglesias, hospitales, casas-fortaleza y la finalización de la catedral, después llamada "Catedral Vieja".En 1442 el rey Juan II de Castilla dio la ciudad a la familia de los Estúñigas o Zúñigas, concediendo a Pedro de Zúñiga y Leiva el título de conde de Plasencia. Al pasar a señorío, Plasencia perdió el derecho de voto que tenía en las Cortes.El 27 de abril de 1465, el rey Enrique IV de Castilla fue depuesto en Plasencia. Más tarde el conde de Plasencia, Álvaro de Zúñiga y Guzmán, participó en la Farsa de Ávila, quitándole la espada, que simbolizaba la justicia, a la estatua de madera que representaba al rey castellano y proclamando rey en su lugar al infante Alfonso.
Murallas_plasencia.JPG
Murallas de Plasencia. Foto Jörn Wendland Commons
En 1475, después de la muerte de Enrique IV, el conde de Plasencia tomó partido a favor de Juana de Trastámara, apellidada "Beltraneja" en la sucesión al trono de Castilla, contra la otra pretendiente, la media-hermana de Enrique, Isabel, que sería conocida como "la Católica". Esta crisis de sucesión llevó a la Guerra de Sucesión de Castilla, en la cual también participaron Francia y Portugal.
Juana se casó con su tío Alfonso V de Portugal en Plasencia, pero el casamiento no fue reconocido porque el papa no dio la autorización necesaria exigida por su grado de parentesco.Más tarde, al avanzar el conflicto, Álvaro de Zúñiga pasó a ser partidario de Isabel, quien lo recompensó en 1476 con el título de duque de Plasencia. Después de la victoria de los Reyes Católicos en 1479, el duque pasó a ser uno de los principales nobles del reino.
juana_la_beltraneja (1).jpg
Juana la Beltraneja
En 1488 la nobleza placentina se levantó en armas contra los Zúñiga y recuperó de este modo el poder que detentaban anteriormente sobre la ciudad y sobre las rentas de las tierras que dependían de la misma. Los sublevados fueron apoyados en este caso por los Reyes Católicos. La revuelta triunfó y el estatuto de realengo fue repuesto, siendo ratificado el 20 de octubre de 1488 en las puertas de la catedral, con la presencia de Fernando el Católico, que juró defender siempre los fueros y la libertad de Plasencia.
Edad Moderna

Acueducto

Acueducto de Plasencia.jpg
Acueducto de Plasencia. Foto: Miguel Ángel Sánchez
Conocido popularmente como " Los Arcos" de San Antón, esta infraestructura se construyó mediados el Siglo XVI para sustituir en la traída de aguas a la Fortaleza y la Ciudad a la antigua "Cañeria de los Moros "
El Agua viene desde las fuentes de las Sierras de Cabezabellosa.
Llegó a tener mas de 80 arcos de medio punto, a excepción de algunos escarzanos, que descansan sobre pilares cuadrados. Todo el conjunto es de sillería bien trabajada. En una inscripción se lee:SE HIZO AÑO DE 1574 SIENDO CORREGIDOR D. FERNANDO MEGIA Y SOTO, ORTIZ Y SOSA. La construcción se atribuye a Juan de Flandes.
En 1745 se repararon cuatro arcos y recientemente otros tantos que estaban a punto de caer.
Formación de la provincia de Extremadura
En 1653, las villas de Plasencia, Badajoz, Mérida, Trujillo, Cáceres y Alcántara se juntaron para comprar un voto en las Cortes, formando por primera vez la provincia de Extremadura, a la cual se juntarían otros territorios.
La prosperidad de Plasencia continuó a lo largo del siglo XVI y parte del siglo XVII . Datan de esta época el edificio de la casa consistorial, proyectada por Juan de Álava, y la conclusión de la Catedral Nueva finalizada en 1578, así como otros monumentos, como el acueducto y el palacio del marqués de Mirabel. La ciudad llegó a tener escuelas universitarias dependientes de los dominicos y jesuitas.
En 1515 Fernando el Católico fue a vivir a Plasencia por consejo de sus médicos. Murió en Madrigalejo, cuando viajaba de Plasencia a Guadalupe. Fue en Plasencia donde Bartolomé de las Casas se reunió por primera vez con Fernando para exponerle su opinión sobre la situación de los indígenas de América.
En 1540, Alfonso Camargo dirigió la expedición organizada por el obispo de Plasencia destinada a explorar y evangelizar el Nuevo Mundo. Esta expedición inició la conquista de la Patagonia argentina y las islas Malvinas. Uno de sus navíos fue la primera embarcación europea en alcanzar el Canal Beagle, en el extremo sur de Sudamérica.

Siglos XVII-XVIII

Durante esta etapa la ciudad entró en una decadencia acentuada, a semejanza de la mayor parte de España, pasando de 10.000 habitantes en el período más próspero a menos de 4.800 en el censo de 1786.
La expulsión de los moriscos, decretada en 1609 por Felipe III de España, provocó la salida de Plasencia de mucha gente, que vivía sobre todo extramuros.El esfuerzo exigido a los placentinos para atender las necesidades del ejército, como alojamiento, formación de reclutas y animales de carga, alimentación para soldados y animales, entre otras, tuvo un efecto muy negativo en la escuálida economía local.Las crisis de abastecimientos y las epidemias también contribuyeron a la decadencia de la ciudad. La mortalidad era alta debido a las carencias alimentarias y a las dolencias. La participación de los ciudadanos en el gobierno municipal era prácticamente nula, estando el poder concentrado en la aristocracia local siendo el más significado el marqués de Mirabel.Al frente del gobierno local se encontraba un corregidor, que concentraba en sí las funciones políticas, económicas, judiciales y militares.En esta centuria hubo algunas iniciativas para mejorar la situación y acabar con la penuria económica, aprovechando las reformas introducidas por la Casa de Borbón, pero los proyectos fueron poco ambiciosos.José González Laso, quien estuvo al frente de la diócesis desde 1766 hasta su muerte en 1803. Su obra fue vasta y abarcó varios campos. En beneficencia y salud, destacó la creación de un hospicio en el antiguo colegio de los jesuitas, así como la ampliación del Hospital de Santa María; en enseñanza, destacó la reforma de los Estudios de Humanidades.El aspecto más conocido de la obra de José González Laso, fue el empeño en la construcción, habiendo sido abiertos y reparados numerosos caminos y puentes, reformando el palacio episcopal y construyendo nuevas calles, para lo que fue necesario derribar parte del recinto amurallado.
Edad Contemporánea

Guerra de Independencia (1808-1812)

Debido a su situación estratégica, Plasencia fue una plaza militar destacada durante la Guerra de Independencia Española. La ciudad sirvió como cuartel general y centro de aprovisionamiento de tropas, tanto francesas como patrióticas y aliadas anglo-portuguesas, mas ninguna batalla importante discurrió en sus inmediaciones.
En los 4 años que duró la guerra, la ciudad fue invadida y ocupada por los franceses doce veces, provocando graves daños económicos y damnificando seriamente muchos edificios públicos civiles y eclesiásticos.
Cuando las tropas francesas abandonaron la ciudad por última vez, hicieron grandes atropellos a la población, que fue obligada a entregar todos los bienes alimentarios. En la retirada, las tropas destruyeron las cosechas e impusieron una contribución de 90 mil reales, a la que se sumaron el dinero que extorsionaron y el robo de todo el ganado que consiguieron llevarse.

Formación de la provincia de Cáceres (1833)
Plasencia intentó ser capital provincial, pero fue Cáceres en 1833 quién consiguió serlo. Progresivamente Plasencia fue despojada de muchos servicios públicos, que se trasladaron a la capital, contribuyendo al decaimiento del nivel social y económico de la ciudad. Desde 1834 es sede de partido judicial.

Gaston Bertier Descaves (1859-1912)
Puente ferrocarril Cáceres-Salamanca.JPG
Puente "Gaston Bertier" sobre el río Jerte. Foto Inés Rodrígue

Fue un ingeniero francés que trabajó a finales del siglo XIX en el trazado de la vía férrea Plasencia-Astorga, realizando el calado del túnel de San Lázaro, los puentes y la central hidroeléctrica que está aguas abajo.Llegó a Plasencia con la Compañía de Ferrocarriles para hacerse cargo de la dirección de obra del túnel de San Lázaro.Se casó con una placentina, Dionisia Torres Fernández y residió en Plasencia aunque realizó numerosos viajes por cuestiones de trabajo y origen. Murió en Madrid a los 53 años de edad.Las obras que hizo en Plasencia fueron:"Proyecto de central electro-hidráulica en berrocalillo", una presa de cemento y sillar, un canal de desviación de 500 m. (con 100 m. bajo tierra) de largo y doble turbina horizontal."Calamiento del túnel de San Lázaro", en Plasencia. con diploma de enhorabuena del personal de 22 de diciembre de 1889."Construcción de vía férrea de Plasencia-Astorga incluyendo un puente sobre el río Jerte"
Periodo 1812-1931
Una vez concluida la Guerra de la Independencia la vida política en Plasencia tendió a la monotonía, no obstante la modernización de la ciudad fue el gran reto al que se enfrentaron sus fuerzas vivas en lo referente a la vida social, economía, urbanismo, educación, cultura, etcPlasencia tenía un casco histórico con un tortuoso trazado medieval, incapaz de acoger las nuevas funciones de una ciudad contemporánea. Aquí destaca el Higienismo como movimiento de amplio arraigo, que supo aportar vías de solución a la gran preocupación del momento, que era el saneamiento de la ciudad, porque la población vivía hacinada en viviendas insalubres y pequeñas, compartiendo espacios con los animales domésticos. Las calles eran verdaderas cloacas, donde se acumulaba la basura. En esas condiciones, la población era fácil presa de enfermedades y epidemias.
Urbanismo e Historia

En la modernización de Plasencia intervinieron de forma activa lo arquitectos Vicente Paredes y José María Pellón, así como el maestro de obras Francisco Mirón.
Ellos crearon nuevos espacios urbanos, ensancharon algunas calles, modernizaron las viviendas que había extramuros de la ciudad, construyeron la red de saneamiento, la traída del agua potable, la electrificación, etc.
Vicente Paredes además construyó la plaza de toros y fue un historiador importante de temas placentinos y extremeños y Francisco Mirón construyó el teatro Alkázar y el parque de Los Pinos. Ambos fueron intelectuales y artistas destacados.

Artes plásticas

El afianzamiento de la burguesía como clase dominante, tanto en lo social como político, tuvo consecuencias en el desarrollo de las Artes en Plasencia. Se crearon academias de dibujo, pintura y fotografía, donde destacaron como artistas y profesores, Francisco Ruiz de la Hermosa, Nicanor Alvárez Gata y José Díez García.
Como verdaderos profesionales de la fotografía hay que destacar a la familia Díez, con varias generaciones de fotógrafos, donde se incluyen las primeras mujeres fotógrafas de Extremadura, María Eugenia y María del Carmen Díez Sánchez, estas mujeres cuidaban especialmente el decorado o ambientación de la fotografía, incluyendo el peinado y maquillaje de las personas que retrataban.
Música
gmatos1 (1).jpg
Manuel García Matos

La música tuvo en Plasencia una relevancia especial, cultivada en el ámbito de la catedral, relacionada con los cultos litúrgicos, donde se formaron grandes músicos como el Maestro de Capilla José María Hidalgo.También merece un lugar destacado el folclorista Manuel García Matos, fundador de los Coros Extremeños en 1931, cuando solo tenía 19 años.
Prensa y Literatura

En esta etapa histórica fueron numerosos los periódicos y revistas que empezaron a editarse en Plasencia, pero la mayoría de ellos desparecían al poco tiempo por falta de viabilidad económica dado el índice tan alto de analfabetismo que había en la población.
El auge cultural de la sociedad placentina tiene lugar hacia 1900, donde destacan escritores, historiadores, arqueólogos y eruditos en general, con varios corresponsales de la Real Academia de la Historia como José Benavides Checa, José María Rufo o Alejandro Matías Gil. A partir de esos tiempos los eruditos se van a ocupar en investigar sobre la Historia y la Arqueología de Extremadura.
Sociedad
A lo largo de esta dilatada etapa histórica se produjeron profundos cambios sociales, dando paso a una burguesía que sustituyó a los aristócratas, que supuso nuevas formas de relaciones sociales, aunque la burguesía local quiso imitar y mantener algunos gustos aristocráticos como los bailes de salón.
No obstante se extendió de forma rápida el uso de nuevos espacios públicos como locales de ocio y de reunión, tales como cafés, teatros, casinos, círculos recreativos, cines, plaza de toros, etc. De esta época procede la construcción de los teatros Romero, Alkázar y Sequeira. Especial significado tuvo la iluminación nocturna, tanto de las calles como de las viviendas.El comercio también experimentó grandes cambios, tendiendo a una gran especialización y el deseo de atender las demandas de sus clientes. Los paseos al aire libre, los parques, el deporte, los baños en el río contribuyeron a conformar una sociedad más activa y saludable.
Educación

El florecimiento cultural que se pretendía durante el siglo XIX topó en Plasencia con escaso arraigo debido a que la gran mayoría de la población era analfabeta especialmente las mujeres.
No obstante con la colaboración del Ayuntamiento, Institutos católicos y mecenas como el Marqués de Mirabel y el Marqués de la Constancia, fue posible dotar a Plasencia de varios colegios públicos y religiosos como el de San José para niñas huérfanas según estableció en su testamento el Marqués de Mirabel, D Antonio María Fernández de Córdova (1769-1845) y el colegio de San Calixto o de la Constancia para niños huérfanos que construyó el Marqués de la Constancia D. Calixto Payán y Vargas (1779-1864).
Hay que destacar un gran número de maestros anónimos que dedicaron lo mejor de sus vidas a enseñar a los niños de Plasencia.

Sanidad

Hospital de Santa María.jpg
Antiguo Hospital de Santa María.
Durante el siglo XIX, se produjo un cambio importante en la mejora de la organización sanitaria en Plasencia, ya que se construyó el Hospital Provincial y el hospital de Santa María y el Hospicio y Casa Cuna, que dependían de la Iglesia pasaron a depender de las autoridades civiles. En 1879 las Hermanitas de los Pobres crearon un asilo.
Pero la salud en general de los placentinos era muy deficiente, con altas tasas de natalidad y mortalidad infantil y con una media de vida de la población adulta muy corta, como consecuencia de las epidemias que sufría la población, periodos de hambruna por malas cosechas, y los diversos conflictos bélicos, donde reclutaban a los jóvenes para ir a los frentes de batalla.
Como personaje relevante en la mejora de la salud de los placentinos cabe citar al farmaceútico D. Eduardo García Monge (1842-1910), que fue presidente y fundador de la Asamblea local de la Cruz Roja, de la Hermandad “Paz y caridad” y de la Asociación de Socorros Mutuos de Plasencia, desde su cargo de concejal del ayuntamiento fue el promtor de la barriada de de Viviendas Baratas en el barrio del Cristo de las Batallas.

Economía

El_mercado_(Extremadura)_(Joaquín_Sorolla).jpg
En el año 1917, el pintor valenciano Joaquín Sorolla inmortalizó la ciudad en uno de sus cuadros, El Mercado, en el que pintó la vista desde una de las márgenes del río Jerte, con el Palacio Episcopal, la Catedral, el puente Trujillo y mujeres ataviadas con el traje de Montehermoso. La obra pertenece a una serie de catorce grandes lienzos titulada Visión de España, realizada por encargo del magnate estadounidense Archer Milton Huntington para decorar la biblioteca de la Hispanic Society, en Nueva York, institución que él mismo había fundado Foto Commons

El soporte tradicional de la economía placentina fue el sector agrario y ganadero, y un pequeño sector dedicado al comercio en general. De gran importancia eran las ferias de ganado que mensualmente se celebraban. Al comenzar el siglo XX la tierra era propiedad de unos pocos terratenientes, lo que generó un número cada vez mayor de jornaleros que se vieron obligados a emigrar.
No obstante durante esa etapa histórica y de la mano de pequeños empresarios emprendedores se fue tejiendo un entorno industrial a base de instalar molinos, fábricas de hilados y pimentón. En 1889 en el molino del Ángel se llevó a cabo la primera prueba de producción de electricidad, el alumbrado público se inauguró en 1904.A iniciativa de Máximo Sánchez Recio, se creó en 1909 en Plasencia la Agrupación Regional de Cultivadores del Pimiento, Industriales y Exportadores.La obra de mayor alcance socio-económico fue la llegada del ferrocarril, con las líneas Madrid-Lisboa y Plasencia-Astorga, que rompió el aislamiento histórico de la región aumentando el número de viajantes e intensificando el intercambio comercial y el transporte de mercancías y ganado.
En 1911 fue fundada la Caja de Ahorros de Plasencia, bajo el patrocinio del obispo, Francisco Jarrrín y Moro, una institución bancaria, con el objetivo de dinamizar la economía de la ciudad. Poco a poco se fueron abriendo en Plasencia sucursales bancarias de los principales bancos del país. Como empresario emprendedor placentino hay que citar entre otros a D Julián Serrano Herrero (1853-1937), impulsó varios negocios, industrias y construcción. Fue concejal y alcalde de Plasencia, en 1929 le concedieron la Medalla al Mérito en el Trabajo.

República, Guerra Civil y Posguerra (1931-1950)

Julio Durán.jpg
Avenida dedicada alcalde Julio Durán (1902-1936)
Cuando en abril de 1931 se proclamó la Segunda República, fueron asesinados dos guardas nocturnos en la Plaza Mayor, pero no hay noticias de otros incidentes violentos hasta la Guerra Civil.
El primer alcalde de izquierdas que hubo el Plasencia fue el socialista Julio Durán, desde 1931 hasta 1934. Cuando se produjo el Golpe Militar en 1936 era concejal y fue fusilado el 16 de agosto de 1936 por los fascistas.
Entre las obras del período republicano destacan el aprovechamiento de las aguas de los ríos Jerte, Alagón y Tiétar, así como la construcción de embalses y la creación del mercado de abastos y el Instituto Nacional de Bachillerato Gabriel y Galán.Las expectativas creadas sobre la reforma agraria para acabar con las injusticias en la posesión de tierras se quedaron en la nada por las divisiones internas de los políticos republicanos y la resistencia de la oligarquía local. Cuando se produjo el Golpe Militar que dio inicio a la Guerra Civil Española, el comandante José Puente fue nombrado alcalde en sustitución del alcalde democrático Miguel Cermeño, imponiéndose en la ciudad la ley marcial.
Plasencia_parque_de_los_pinos_placa.JPG
Placa conmemorativa en el Parque de Los Pinos
Inmediatamente los fascistas reprimieron en la zona a los miembros del Frente Popular, mediante asesinatos indiscriminados de cantidad aún no determinada al no registrarse la causa de la muerte en el registro civil. Según Sánchez-Marín Enciso constan 48 víctimas en 1936. También hubo sentencias de pena de muerte de tribunales militares de excepción, habiendo 101 asesinatos documentados, de entre los cuales se encontraban el cenetista Nicolás Benavente, los ex-alcaldes socialistas Pedro Rabazo y Joaquín Rosado, y una joven de 14 años, Teodora Velasco, que fue asesinada por llevar alimentos a un familiar preso.Aunque la ciudad no fue escenario de guerras, hubo ocho muertos en bombardeos y explosiones puntuales, y muchos placentinos murieron en los frentes. El hospital se convirtió en centro sanitario de retaguardia y varios edificios se convirtieron en hospitales provisionales, conocidos como "hospitales de sangre". La falta de mano de obra y la exigencia de tributos militares provocaron un grave empobrecimiento de la economía.
Al acabar la guerra, el hambre y la penuria destacaron en la ciudad en los años 1940, imponiéndose el racionamiento de los productos básicos de alimentación e higiene. La actividad industrial más importante era la fabricación de harina en los molinos que había junto al río Jerte y de pan en las panaderías. También se fabricaban jabones y ladrillos. La construcción fue poco activa al no haberse destruido edificios durante la guerra.
No obstante, mediante trabajos forzados, los presos republicanos rehabilitaron los palacios del marqués de la Constancia y del marqués de Mirabel y la plaza de toros, e igualmente construyeron el Parque de los Pinos. En 1941 se instaló en la ciudad un regimiento de infantería que rehabilitó un poco la economía por el elevado número de soldados forasteros que trajo, y que en 1969 se amplió con la llegada de un cuerpo de operaciones especiales.
El desarrollo económico (1950-1980)

panorama hospital virgen del puerto.jpg
Hospital Virgen del Puerto
El número de habitantes que tenía Plasencia evolucionó poco de 1940 a 1960, pero a partir de ahí se produjo un aumento de población destacable, por el aumento de la natalidad y el desarrollo generado por la creación del polígono industrial al sur de la ciudad, que atrajo muchos emigrantes de las localidades de la comarcas vecinas. La construcción de embalses en lugares no muy distantes de la ciudad, que proporcionaban empleo a mucha gente, también contribuyó al aumento de población.
En 1978 se inauguró el nuevo hospital Virgen del Puerto, que daría servicio a los pacientes de Plasencia y sus comarcas. Posteriormente han sido ampliadas y mejoradas sus instalaciones.

Etapa democrática (1976-actualidad)

Con la llegada de la Democracia, en 1979 se constituyó el primer Ayuntamiento democrático y poco después Extremadura consiguió el Estatuto de Autonomía aunque con muy pocas competencias.En esta etapa lo más destacable ha sido la mejora de las comunicaciones con autovías que comunican con el norte, el centro y el sur de la Península Ibérica, con lo que se han aumentado las transaciones comerciales y el turismo tanto de visitantes que vienen a conocer la ciudad como de placentinos que salen de viaje a conocer otros territorios.

En este periodo democrático aumentó de forma considerable el sector servicios, especialmente servicios públicos como sanidad y educación, se crearon nuevos regadíos en las vegas de los ríos Alagón y Tiétar. También se desarrollaron nuevos proyectos turísticos, culturales y de ocio, que contribuyen a que la ciudad sea un punto de referencia en Extremadura. Plasencia casi duplicó su población entre 1960 y 2010, pasando de 21.297 a 41.447 habitantes.La crisis económica que está sufriendo España desde 2008, está afectando gravemente a los placentinos, porque muchos han perdido su empleo por el parón registrado en la construcción y la disminución del empleo en el sector servicios.
Editor: Feliciano Robles Blanco